AHORRO RÁPIDO Y SENCILLO CON LA GARANTÍA DE LAS PRINCIPALES MARCAS
> ¿Cuándo comprar un móvil a un niño?

¿Cuándo comprar un móvil a un niño?

¿A qué edad comprar un móvil a mi hijo?

Todos los padres nos hemos planteado la cuestión de a qué edad los adultos le permitimos a los niños tener un móvil propio.

 

Ahora nos encontramos en plena época de comuniones, uno de los momentos más normales junto con navidades o cumpleaños para que nos encontremos con esta situación.

 

¿Existe la edad perfecta para que un niño tenga un móvil? ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta?

Rodeados de nuevas tecnologías

Durante su edad escolar, nuestros hijos nos indican qué amigos suyos poseen un móvil, casi siempre añorando uno; pero no hay que olvidar que ese prematuro deseo tiene que ver con que -en muchos casos- a nuestros hijos le encomiendan la resolución de deberes escolares a través de una tablet. Estas tablets tienen en común con los smartphones innumerables aplicaciones, juegos, utilidades y esa familiaridad genera cierta incomprensión por su parte.

 

En cualquier caso, no debemos dejarnos convencer por el argumento de que “todos tienen un móvil”. Tenemos que considerar que ese deseo tiene que estar respaldado por una necesidad real de uso, así como un uso mínimamente responsable del mismo.

 

Para las edades más tempranas, lo más frecuente es contratar una línea móvil sin datos; el teléfono solamente accede a internet si está conectado a una red wifi.

¿Cuál es la edad ideal para comprarles un móvil a nuestros hijos?

Ahora bien, resulta complicado indicar la edad óptima para regalarle su primer teléfono a un niño. Es en fechas navideñas o cuando se aproxima su cumpleaños cuando más nos hacemos esta pregunta. Parece que esa edad mínima se cuantifica entre los 11-13 años. No obstante, ello también depende de su uso responsable, y de la madurez/ inocencia de cada niño.

 

Numerosos expertos en sociología y antropología explican en base a qué los procesos de aprendizaje durante la etapa infantil son más eficaces e intensos que durante la edad adulta. Por ese motivo, a un niño le resulta más sencillo aprender -por ejemplo- un idioma nuevo que a un adulto.

 

Algo similar a lo explicado en el párrafo anterior parece que explica la tremenda atracción de los teléfonos móviles por parte de los niños.

 

Todo parece comenzar cuando el niño apenas comienza a andar y los padres instalamos en nuestro smartphone o tablet alguna aplicación que incluya juegos infantiles.

 

Años más tarde resulta que no nos es posible arrebatarle nuestro propio teléfono a nuestro hijo; es tal el grado de desarrollo de la imaginación infantil y de la dependencia al teléfono, que el niño está callado cuando juega con él y disgustado cuando sus padres se lo quitan.

¿Cómo un niño debe hacer un uso responsable del móvil?

Un uso equilibrado del móvil puede potenciar sus reflejos, la socialización y -cómo no- una comunicación eficaz con sus padres.

 

Si bien en cada país está regulada la adquisición de determinados bienes o servicios (alcohol, tabaco o permiso de conducir), en España aún no se ha fijado esa edad mínima para el caso de los teléfonos móviles.

 

Ya que las leyes no indican la edad mínima para permitir el uso del móvil, han de ser los padres quienes deben asumir una responsabilidad doble; por un lado, convencer a su hijo de que no le conviene tener un móvil a una edad demasiado temprana, y por otro, mantener una vigilancia más o menos estricta sobre el contenido de sus visitas web, como labor preventiva para la seguridad y la defensa de la intimidad del propio menor.

Tu opinión nos importa

¿Te ha parecido interesante el artículo?

GRACIAS_ico_megusta 0 GRACIAS_ico_nomegusta 0

Fecha de publicación: 10-05-2019, 15:14h

multioferta_1
El comparador RÁPIDO Y SENCILLO Con toda la información que estás buscando 100% ÚTIL
según nuestros usuarios