AHORRO RÁPIDO Y SENCILLO CON LA GARANTÍA DE LAS PRINCIPALES MARCAS
Inicio > Seguros > Noticias > Los tipos de cobertura en el seguro de coche nuevo

Los tipos de cobertura en el seguro de coche nuevo

Las coberturas más adecuadas en la contratación de un seguro para un coche nuevo.

Decidir la marca, color, accesorios y modelo de nuestro coche nuevo es infinitamente más entretenido que atender al tipo de seguro que vamos a contratar, pero igual de importante, dado que nos arriesgamos a perder una gran cantidad de dinero en el caso de sufrir algún altercado. Conscientes de ello, en Multioferta.es hemos decidido hablarte de las distintas coberturas de un seguro de coche nuevo, para que sepas de antemano qué puntos debes tener en cuenta a la hora de contratar tu póliza.

Sin lugar a dudas, antes de contratar un seguro de coche necesitamos saber de qué tipo de coberturas podremos disponer, atendiendo a las distintas pólizas que tenemos a nuestra disposición. Existen varias coberturas esenciales a la hora de asegurar un vehículo nuevo, más allá de las particularidades de cada usuario, que van desde su capacidad económica hasta el tipo de automóvil a asegurar.

De este modo, analizando las principales, te ayudaremos a evitar las pólizas que se te puedan quedar cortas a la hora de asegurar tu coche nuevo. Si además estás interesado en ahorrar todos los meses, te animamos a que entres en nuestro buscador mágico, accediendo a la mejor información personalizada, libre de compromiso y totalmente gratuita, clicando en este sencillo enlace. En Multioferta.es te ayudamos a decidir la opción que más se ajusta a tu perfil como consumidor.

Cobertura contra robos

¿Te imaginas que te levantar un día y descubres que tu vehículo nuevo no está donde lo dejaste aparcado? Debemos contar con este desagradable riesgo, dado que cuanto más nuevo sea un automóvil más peligro corre de acabar llamando la atención de algún ladrón.

No sólo se trata de que tu vehículo sea robado, sino de que alguno der sus componentes sean objeto de robo, así como los desperfectos que puedan ocasionar al auto de haber forzado las puertas para extraer el equipo de sonido u otros componentes. Nuestra póliza debe asegurarnos que los posibles desperfectos en la tapicería, asientos, estructura interna, motor o carrocería estarán cubiertos en el caso de tener la mala suerte de sufrir un incidente de estas características.

Como usuario debes prestar especial atención a este punto de la póliza, puesto que no supondrá un incremento excesivo en su precio final. Algunas aseguradoras, en el caso de robo total del vehículo, indemnizan con un valor inferior desde el primer momento o el segundo año. Como usuario bien informado que eres, decídete por aquella aseguradora que te ofrezca el valor de nuevo, puesto que la práctica totalidad de las compañías cubrirán todos los daños del automóvil por robo o intento de robo. No te conformes con medias titas pudiendo disfrutar del pack completo.

Asimismo, debes comprobar que la póliza incluya la cobertura de los accesorios del vehículo en el precio de tu seguro. Si estos accesorios han salido de serie con el automóvil lo más seguro es que el contrato los cubra sin incrementos del coste, pero si han sido añadidos a posteriori por el usuario supondrán cierta subida de precio. En este punto será el cliente el que decida si le conviene o no contratar este servicio.

Cobertura de Lunas

Es muy fácil acabar con alguna de las lunas del coche hecha trizas, ya sea por cortesía de un tercero o tras sufrir algún desagradable incidente. Como usuario es interesante que prestes mucha atención a este punto, dado que el coste de esta cobertura es muy bajo.

Contratar este apartado hará cargo a la aseguradora de la indemnización por daños ocasionados en ventanillas, parabrisas o luna trasera, incluyendo la mano de obra, los daños en el techo solar, si ha sido incluido de serie en el vehículo, y los materiales necesarios para el arreglo.

Cobertura de asistencia en viaje

Esta cobertura es la única de obligada contratación por Ley, incluida en la gran mayoría de seguros de coches a Terceros Básicos. Es de sentido común que la aseguradora se haga cargo de atender a sus clientes en el caso de que una avería, o cualquier otro motivo, impida que el automóvil siga circulando. En función de que dicha asistencia sea más o menos completa se establecerá el coste del servicio.

Con respecto a esta importante cobertura debes saber que la compañía aseguradora prestará, indistintamente, asistencia tanto a la persona como al vehículo. La póliza tendrá que cubrir tanto un medio de transporte alternativo para que el usuario alcance su destino como tenía previsto, como el arreglo de la avería del automóvil. Dependiendo del contrato, algunas compañías proporcionan un medio alternativo desde el kilómetro cero, otras desde el kilómetro quince y otras desde el veinticinco, o en su defecto desde el punto en el que se haya dado la avería. Como usuario debes estar atento a este apartado, contratando la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.

Por último, asegúrate de que en caso de accidente o avería tu seguro ofrezca un vehículo de sustitución, dado que al tratarse de un servicio bastante caro pocas aseguradoras lo incluyen en su póliza básica. De no estar incluido, es decisión tuya ampliar con él tu póliza, asumiendo el coste del servicio.

Cobertura contra incendios

El leve incremento que supone incluir esta cobertura en tu seguro compensa con creces recuperar el dinero en caso de tener la mala suerte de sufrir este siniestro. Es muy conveniente que tengas en cuenta este apartado a la hora de contratar el seguro de tu coche nuevo.

En la mayor parte de los casos la aseguradora se hará cargo de los gastos totales de reparación en el caso de que tu vehículo se vea afectado por un incendio, indemnizándote con el valor de nuevo en caso de daños parciales o totales. Por el contrario, de no tener contratado este servicio, será el usuario el que asuma los gastos de reparación de verse afectado por dicho siniestro sin un tercero que asuma la culpa.

Seguro a todo riesgo

El seguro a todo riesgo supone la cobertura de daños propios, polo opuesto del seguro de coche barato. Si tu intención a la hora de contratar el seguro de tu coche nuevo es estar cubierto ante cualquier tipo de altercado, ésta es la mejor opción que tienes a tu disposición.

Al contrario que las anteriores coberturas, cuya inclusión en la póliza compensaban por su reducido coste, la cobertura de daños propios supone un incremento importante en el precio final. Como usuario debes tener en cuenta que esta cobertura hace frente a los daños del vehículo que no sean imputables a alguna de las coberturas ya incluidas. Esto quiere decir que si sufres daños en tu coche que tengan que ver con rotura de lunas, robo o incendio, la indemnización ya estará incluida aunque no hayas contratado un seguro a todo riesgo.

¿Por qué motivo habrías de contratar un seguro con cobertura de daños propios si otros apartados de tu póliza ya cubren la mayor parte de los contratiempos que puedes sufrir? Tendemos a creernos mejores conductores de lo que realmente somos, e incluso los profesionales de la locomoción se la pegan de vez en cuando. Este tipo de póliza es la única que cubrirá los desperfectos ocasionados por un accidente en el que tú seas el culpable. Además, en caso de siniestro total, y Dios no lo quiera, la mayor parte de las aseguradoras ofrecen a sus clientes el valor de nuevo por su vehículo. Estamos hablando de tu coche nuevo, recién comprado e impecable, motivo por el cual merece la pena pararse a pensar en contratar este tipo de póliza.

Mucho ojo a la hora de ahorrar en tu seguro a todo riesgo, puesto que debes atender a ciertos aspectos concretos del contrato. Muchas aseguradoras dividen el vehículo en cinco partes a la hora de incluir una franquicia en el seguro, lo que supone que el usuario hará frente a una parte de la reparación. Si te decides por esta opción asegúrate de que tu franquicia, ya sea de ciento cincuenta, trescientos o cuatrocientos euros, te obliga a pagar dicha suma en total por la reparación de los daños, y no por cada parte dañada del automóvil.

Tras conocer las principales coberturas de un seguro para coche nuevo, ya estás listo para adentrarte en el porfolio de ofertas que las aseguradoras ponen a tu disposición. Si quieres acceder a la mejor información, completamente personalizada y adaptada a tus necesidades, entra en el buscador mágico de Multioferta.es y nosotros te ayudaremos a elegir la opción que más te convenga. Clica en este enlace y te haremos más llevadera la parte aburrida de comprarte un coche, no te arrepentirás.

Fecha de publicación: 07-07-2015, 13:53h