AHORRO RÁPIDO Y SENCILLO CON LA GARANTÍA DE LAS PRINCIPALES MARCAS
Inicio > Seguros > Noticias > Los seguros de coche y el parte amistoso

Los seguros de coche y el parte amistoso

El seguro de coche y el parte amistoso

Un buen seguro de coche es lo más importante a la hora de afrontar un accidente, aunque existe un documento formal diseñado para dar salida, lo más rápido posible y de un modo sencillo, a este tipo de conflictos viales. En el siguiente artículo te explicamos qué es y cómo funciona un parte amistoso.

Los daños ocasionados por un accidente de circulación, así como las consecuencias personales de un siniestro entre dos vehículos, no son plato de buen gusto para nadie, mucho menos para los principales afectados. Agilizar el proceso de liquidación de pagos por parte de las aseguradoras de los implicados en el accidente se convierte en un factor fundamental a la hora de dar solución al problema. El Parte Amistoso es un documento destinado a agilizar este proceso y a solventarlo de la manera más rápida y sencilla. Este documento fue instaurado en España tras la entrada en vigor del Convenio de Indemnización Directa en 1988.

En Multioferta.es conocemos la importancia de tener un buen seguro de coche, además de las principales ofertas disponibles a día de hoy, pensadas para ajustarse a las necesidades del usuario. En nuestro artículo Partes de accidentes te explicamos por partes estos documentos, y la mejor forma de rellenarlos. Por otra parte, en nuestro artículo Los tipos de cobertura en el seguro de coche nuevo exponemos la naturaleza formal de un seguro de automóvil, así como los tipos y variantes que podemos encontrar con respecto a este tipo de pólizas.

Si estás pensando en la posibilidad de cambiar de seguro de coche, te animamos a que entres en nuestro Buscador Mágico desde este enlace, accediendo a la información personalizada que necesitas conocer para tomar la mejor decisión por tu seguro.

¿Qué es un Parte Amistoso?

El Parte Amistoso es un documento formal destinado a agilizar la liquidación de pago a los asegurados, así como a la resolución legal de un conflicto que pueda surgir en el ámbito vial entre dos o más vehículos.

También conocido como Parte Europeo de Accidentes, dado que es común a todos los usuarios de la UE, o Reclamación Amistosa de Accidente, este documento está compuesto por dos folios con el dorso hectográfico, para que ambas partes puedan quedarse con una copia del documento rellenado de mutuo acuerdo por la otra parte afectada, con todos los datos que son cubiertos en el momento del incidente. Una vez rellenado el parte, la segunda hoja será intercambiada por los afectados, conservando de este modo una copia totalmente válida del documento.

Como antes hemos indicado, existe un modelo oficial de este documento común a prácticamente todos los países de la Unión Europeo, con la única particularidad del idioma del país en el que nos encontremos. Estos documentos suelen ser facilitados por las compañías de seguros, aunque también pueden encontrarse en internet.

Procedimiento a seguir y casos en los que no se puede hacer uso del parte amistoso

En primer lugar es importante aclarar las situaciones en las que un accidente no puede solucionarse por medio del parte amistoso. Existen una serie de situaciones en las que la ley estipula que el parte amistoso no tiene ningún tipo de cabida, relegando al ejercicio de las fuerzas de seguridad vial la resolución del incidente.

Los daños personales son, sin lugar a dudas, la peor consecuencia que puede traer consigo un accidente en carretera. En el caso de que una o más personas se hayan lesionado en el accidente no se podrá recurrir a este tipo de documento. Por otra parte, si no se llega a un acuerdo entre ambas partes afectadas, contando con que este tipo de documento sólo se podrá utilizar en accidentes en los que haya dos únicos vehículos implicados, no se podrá solucionar el conflicto por medio de un Parte Amistoso.

Tras estacionar los vehículos afectados a un lado de la carretera, en una zona que no obstruya el tráfico, señalizar el accidente con los triángulos de emergencia y hacer uso de los chalecos reflectantes, tal y como se establece en el Código de Circulación, los afectados procederán a rellenar el documento.

Ambas partes deberán rellenar cada apartado del documento ajustándose lo más posible a la realidad, firmándolo tras finalizar de cubrir todos y cada uno de los apartados. Cada parte se quedará con una copia que deberá remitir a la aseguradora con el fin de que, tras determinar el grado de culpabilidad, procederá a realizar las debidas indemnizaciones.

Casos propicios para el uso de este documento

En el caso de que el titular de uno de los vehículos sufra daños materiales, derivados del accidente, cabe la posibilidad de recurrir al parte amistoso para solucionar el conflicto, siempre y cuando ambas partes lleguen a un acuerdo sobre los hechos, detallando la realidad del incidente y cuál de las dos partes afectada es culpable del mismo. En caso de que existan víctimas mortales, o heridos grabes, la resolución del conflicto por medio de un  Parte Amistosos será imposible.

Siempre que la gravedad del incidente sobrepase ciertas cotas, los hechos deberán ser comunicados de inmediato a la Policía Local o a la Guardía Civil, con el fin de que sea ellos los encargados de describir los hechos e incorporar las debidas pruebas tras rellenar un atestado.

Lo mejor en estos casos, tras alcanzar un consenso con la otra parte implicada, es disponer de una buena póliza que cubra con una justa indemnización los daños ocasionados. Si estás interesado en encontrar la oferta que mejor se ajuste a tu perfil como consumidor no dudes en entrar en nuestro Buscador Mágico clicando en este enlace. Los mejores servicios del momento están a tu disposición con un solo clic de tu ratón.

Fecha de publicación: 23-09-2015, 10:23h